Cómo identificar indicadores desde la pregunta de investigación pasando por las hipótesis

Los indicadores en investigación

El gran reto en una investigación es saber cómo vamos a medir las ideas o conceptos de nuestras hipótesis. Como medimos es clave en investigación porque es como observamos el mundo.

indicadores en investigación

Hay un protocolo a seguir para pasar de la pregunta de investigación a los indicadores, los cuales son elementos que nos permiten observar y medir la realidad.

Cómo identificar indicadores en una investigación:

1. Formular hipótesis

Las hipótesis son respuestas posibles a la pregunta de investigación. Por tanto, deben ser claras, medibles y relevantes. La hipótesis está compuesta por 1 o 2 conceptos. Cuando la hipótesis es descriptiva (descriptiva o comparativa) existe un solo concepto. Cuando la hipótesis es relacional (causal o asociativa) hay dos conceptos.

Por ejemplo, en la siguiente hipótesis: En Barcelona hay mayor calidad de vida que en Madrid. Hay un solo concepto “calidad de vida”

En esta hipótesis: El aumento de la calidad de vida en las ciudades españolas supondrá un aumento del consumo de drogas. Hay dos conceptos “calidad de vida” y “consumo de drogas”.

2. Definir el/los conceptos

Se deben definir los conceptos usando los trabajos realizados hasta el momento y las teorías. Es necesario un proceso de lectura de las investigaciones que se han realizado hasta el momento. El investigador puede añadir sus impresiones para complementar las
definiciones. El investigador es el responsable de decidir si toma las definiciones provenientes de las teorías, las complementa o las modifica. La definición siempre ha de ser explícita, no es conveniente que dejemos conceptos vagamente definidos.

3. Romper el concepto en dimensiones

Hay conceptos muy generales y abstractos como “calidad de vida” y requieren ser desmembrados o divididos en dimensiones, las cuales son los diversos elementos que componen un concepto. El concepto de “calidad de vida” se puede desmembrar en “calidad de vida en vivienda”, “calidad de vida en salud”, “calidad de vida en educación”,
“calidad de vida en medioambiente”, “calidad de vida en economía”, “calidad de vida en ocio”. En número de dimensiones establecidas por cada concepto depende del investigador, de las teorías que use y de su definición previa. Cuantas más dimensiones se establezcan por concepto, más completa será la investigación. El proceso de romper el concepto en dimensiones se realiza teniendo en cuenta:

  • trabajos anteriores y teorías
  • teniendo en cuenta nuestra pregunta e hipótesis de investigación
  • las dimensiones establecidas deben ser independientes entre sí

4. Identificar indicadores para cada dimensión del concepto

El reto es encontrar cómo medimos cada una de las dimensiones, para ello buscamos indicadores que nos sirvan de pistas para observar la realidad. ¿Cómo medimos u observamos “calidad de vida en vivienda”? Posibles indicadores serían:

  • acceso a servicios públicos de electricidad, agua potable, gas en las viviendas
  • metros cuadrados por número de habitante en la vivienda
  • electrodomésticos en la vivienda
  • servicio sanitario en la vivienda

El mismo proceso debemos realizarlo para cada una de las dimensiones del concepto de calidad de vida. El conjunto de indicadores identificados serán las formas en que mediremos y observaremos “calidad de vida”. Los indicadores serán utilizados para comparar el nivel de calidad de vida en las ciudades y comprobar o refutar la hipótesis. Es importante a la hora de identificar indicadores:

  • la población de estudio. No es lo mismo medir calidad de vida investigando ciudades que organizaciones
  • los indicadores se materializarán en preguntas de cuestionario, entrevistas o en nuestra guía en observaciones u etnografías
  • Los indicadores son características de la realidad y deben ser claros, específicos, oportunos, referidos al concepto, comparables, disponibles, observales, medibles,
    cuantificables.

Se llama este proceso operacionalización porque se pasa de conceptos abstractos a indicadores operacionales. En la redacción de proyectos de investigación o en el mismo informe final o artículo puede ser incluido un cuadro que muestre este proceso de operacionalización.

La manera es que mejor se realiza este proceso de búsqueda de indicadores es leyendo y leyendo. El gran número de investigaciones existentes en el mundo es nuestra mejor herramienta para la búsqueda de indicadores. Es posiblemente uno de los pasos más complicados de la investigación y a la vez el más relevante ya que todo depende de cómo medimos nuestras ideas. 

¿Todo se puede medir? Si te gustó o sirvió este artículo por favor, compártelo por Facebook, Twitter, Google+ o Linkedin. 

Compártelo

Acerca de Julian Cardenas

Soy profesor de técnicas de investigación social: análisis cuantitativo. Doctor en Sociología, ahora en FU Berlin. Casi todo lo que aprendí, fue haciendo contactos y redes, networkiando
Esta entrada fue publicada en investigación y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.